Santa Sofía, el símbolo de Estambul

En el punto más alto de Estambul, se encuentra el símbolo de la ciudad, Santa Sofía, la obra maestra del arte bizantino construido en el siglo VI, bajo el mandato de Justiniano. Además de por sus cuatro minaretes y su enorme cúpula de más de 30 metros de diámetro, el Santa Sofía es conocido por su rocambolesca historia.

En su comienzo, entre los años 532 y 537, se levantó como Catedral patriarcal de Constantinopla. Siete siglos después, entre los años 1024 y 1261 fue reconvertida para servir como Iglesia del Papa durante el patriarcado latino de Constantinopla. Tras dos siglos de tranquilidad, el Santa Sofía o Ayasofya, como lo conocen los turcos, fue tomado por el Imperio Otomano y, en consecuencia, fue convertido en mezquita. Como última y actual transformación, en 1935 el edificio más emblemático de la ciudad fue declarado como museo de Estambul.

La tarea de convertir el Santa Sofía en un museo no ha sido fácil. La restauración se ha prolongado desde 1993 hasta 2010. Justo un año después de comenzar la remodelación, la Iglesia, junto al barrio histórico de Estambul fue declarada Patrimonio de la Humanidad. El principal trabajo consistió en la limpieza de los 600 m² que cubren el edificio sagrado, más la enorme cúpula, con unas dimensiones de 56 metros de altura por 31,3 metros de diámetro.

Como curiosidad, podemos destacar que Santa Sofía es la cuarta iglesia con el área cubierta más grande del mundo después de San Pablo en Londres, San Pedro en Roma y el Duomo en Milán.

Tagged: , , ,

Comments: 2

  1. Tripmania 5 Febrero, 2013 at 15:48 Reply

    Cuando yo fui era lunes y Santa Sofía estaba cerrada, pero si vimos la Mezquita Azul y me pareció un sitio alucinante. Esta es una visita que tengo pendiente.

  2. Tripmania 8 Febrero, 2013 at 19:29 Reply

    Hoy mismo le he pasado esta entrada a unos clientes que van a ir allí 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *