El Monasterio del acantilado Panagia Hozoviotissa, en Grecia

A menudo resulta difícil de explicar algunas construcciones levantadas por el hombre a lo largo de la historia, y el Monasterio de Panagia Hozoviotissa es una de ellas. Se trata de una de las estructuras más antiguas que se pueden contemplar en todo el archipiélago de las Cícladas, el conjunto de pequeñas islas ricas en cultura histórica que se extienden por el mar Egeo (Grecia).

Su origen se remonta al siglo XI, cuando el emperador bizantino Alejo I Comneno decidió construir una pequeña fortaleza en pleno acantilado de la Isla de Amorgós, la más oriental del grupo de las Cícladas. El principal objetivo del emperador era salvaguardar un icono religioso que databa del año 812, muy valioso en aquella época.

Se logró conseguir la protección deseada gracias a los 300 metros que separan al Monasterio del nivel del mar. Se encuentra literalmente colgando del acantilado, por lo que la comodidad no se puede garantizar en todos los rincones del edificio sagrado. Uno de sus costados no sobrepasa los 1,50 metros de anchura. Aunque por otro lado, esta adversidad no impide la vida en su interior. En la antigüedad se contaban por decenas los monjes que acudían a este peculiar alojamiento de Amorgós.

La fachada coloreada con cal blanca permite obtener una espectacular postal visitantes que no se atreven con la altura, aunque desde hace años, las escaleras de piedra al pie del acantilado facilitan realmente el acceso. El Panagia Hozoviotissa está considerado como uno de los reclamos más solicitados por los turistas de las Islas Griegas, y es un aspecto a destacar ya que las Cícladas destacan por su gran variedad de construcciones religiosas.

Tagged: , , ,

1 comment

  1. David 14 Mayo, 2013 at 23:39 Reply

    Grecia tiene cantidad de sitios espectaculares como este, es una pena que luego sean tan cerrados para el trato con el turista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *