Los Acantilados blancos de Dover, en el Reino Unido

Hablamos de la imponente barrera natural que posee Reino Unido en su parte sureste, limitando con el Canal de Dover, que separa a Inglaterra y Francia. El acantilado, que se extiende desde el pueblo de Dover hasta el condado de Kent, es reconocido a nivel mundial por su pared exterior de un llamativo color blanco debido al carbonato de calcio que cubre la roca.

Originalmente conocido como ‘White Cliffs of Dover’, alcanza los 106 metros en su parte más alta. Por otro lado, un prado verde cubre la mayor parte del terreno ondulado de su cima, haciéndolo aún más atractivo y peligroso.

Entrando detalladamente en el porqué de la pared blanca, que tanto atrae a los turistas de todo el mundo, hay que decir que se compone principalmente del material creta, una roca sedimentaria de origen orgánico que debe su tonalidad al carbonato de calcio. Se usa a menudo para la tiza. Los puntos negros que se pueden distinguir en el acantilado se deben a las vetas de pedernal negro.

Esta gigantesca formación geológica forma parte del Parque Natural Seven Sisters, que abarca unas 280 hectáreas de litoral marítimo prácticamente virgen. La importancia histórica que caracteriza a los Acantilados de Dover significan una buena parte de los miles de turistas que se acercan a las islas británicas. Antiguamente servían de contención ante las numerosas invasiones francesas.

Otro aspecto que le convierte en reclamo turístico, son todas las actividades al aire libre que se pueden realizar en sus alrededores, aunque se tienen que practicar siendo conscientes de la inexistencia de cualquier barrera o limitación.

Tagged: , , ,

1 comment

  1. David 14 mayo, 2013 at 23:38 Reply

    Los vi desde el ferry hace muchos años y me impresionaron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *