Los Acantilados de Moher, en Irlanda

En la costa suroeste de Irlanda se encuentra el emblema natural de todo el país, los Acantilados de Moher (Cliffs of Moher), en el condado de Clare. Sus impresionantes paredes verticales limitando con el océano Atlántico atrapan a miles de turistas que se sienten maravillados por su entorno.

Los ‘Acantilados de la Ruina’, como se traducirían literalmente, se extienden a lo largo de 8 kilómetros por la costa oeste de Irlanda con puntos que llegan a alcanzar los 214 metros de altura. Esto hizo que fuera uno de los destinos finalistas en elección de las 7 Maravillas Naturales en 2011.

El principal reclamo turístico de origen natural en Irlanda se puede visitar de dos formas, embarcándose en el crucero que recorre los 8 km de la zona, o bien a pie a través de los diferentes senderos y rutas. Realizar la visita en barco es recomendable para disfrutar cómodamente de las vistas. Sin embargo, la experiencia de recorrer a pie los límites verticales de más de 200 metros de altura es única, y a menudo es la mejor elección para los turistas.

La meta de todo visitante que se acerca a esta maravilla natural es llegar la Torre O’Brien, el punto más alto abierto de cara al público de los acantilados, desde donde se obtiene una perspectiva diferente. Si el clima lo permite y si te alcanza la vista podrás contemplar las agrestes Islas Aran, la Bahía de Galway, las preciosas cimas de Connemara y las Montañas Maum Turk.

Tagged: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *