La Catedral de San Basilio, el icono de Moscú

Es imposible pasear por la céntrica Plaza Roja de Moscú sin fijarse en su edificio emblema, la Catedral de San Basilio, reconocida a nivel mundial por su conjunto simétrico de iglesias acabadas en cúpulas en forma de bulbo.

Su historia comienza en el año 1554, cuando el Iván ‘El Terrible’ ordenó su construcción después de conquistar el Kanato de Kazán, cumpliendo así la promesa que había hecho años atrás. Bautizada en aquel entonces con el nombre de la ‘Catedral de la Intercesión de la Virgen en el Montículo‘, se consolidó tras seis años de obras. Fue en 1588 cuando el zar Fiodor Ivanovich ordenó construir una nueva capilla sobre la tumba de San Basilio el Bendito, de ahí su nombre.

Existen muchas leyendas a la hora de reconocer a los autores de la catedral. La teoría con más credibilidad coloca a los arquitectos Barma y Póstnik Yákovlev como creadores de la obra, sin embargo, otra teoría defiende que los autores fueron arquitectos italianos invitados por el Zar. Como curiosidad, también se decía que Iván ‘El Terrible’ mandó cegar a sus arquitectos después de completar la catedral, para que no pudieran copiar tal maravilla.

Los arquitectos de Iván optaron por un plano simétrico con ocho iglesias laterales alrededor del núcleo. Éste y las cuatro iglesias más grandes, se colocaron en los cuatro principales puntos cardinales octogonales. Las cuatro iglesias más pequeñas se colocaron diagonalmente en forma cuboide. En el año 1990 la Catedral de San Basilio fue incluida en la lista de los monumentos considerados Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Para conocer el icono de Moscú, en plena Plaza Roja, Mix Viajes ofrece un gran abanico de circuitos para viajar hasta Rusia y conocer el país de la forma más cómoda:

Tagged: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *