El Túnel de Guoliang, al límite de la montaña en China

La pequeña aldea de Guoliang se encuentra aislada por las altas montañas de Taihang, en la provincia de Henan (China), y hasta el año 1977, la única forma de comunicación con el mundo exterior se hacía a través de un peligroso sendero que subía por la ladera de la montaña. El Túnel de Guoliang, construido como principal vía de comunicación, se ha terminado convirtiendo en una atracción turística.

Su historia es de lo más inverosímil. Los habitantes de Guoliang, hartos de protestar al Gobierno Chino para acabar con su aislamiento, decidieron en el año 1972 trabajar por ellos mismos para excavar un túnel que atravesara la montaña, literalmente al borde del precipicio.

Flickr: FANG chen

Cinco años fueron necesarios para completar un túnel de 1,3 kilómetros de longitud, con unas dimensiones interiores de 5 metros de alto, por 4 metros de ancho. Contando con la dificultad que ya imponía la montaña, la construcción cobra aún mayor reconocimiento cuando sabemos que su equipo de trabajo no superaba los 20 hombres. Sin ningún tipo de ingeniero entre ellos, se dejaron literalmente la vida para ayudar a su pueblo.

Aunque estos trabajadores siempre serán recordados por su gran obra, sin contar con apenas recursos, la seguridad en el túnel es escasa. Durante el recorrido de más de un kilómetro se pueden encontrar hasta 30 tramos abiertos al abismo de la montaña. Gracias a esto, Guoliang atrae cada año a más curiosos y turistas que se quedan impresionados con su entorno.

Tagged: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *