El Parque Natural de las Bárdenas Reales, en Navarra

Al sureste de Navarra, cerca del municipio de Tudela, se extiende el Parque Natural de las Bárdenas Reales a lo largo de 42.500 hectáreas divididas en tres reservas naturales diferentes que a su vez coinciden en un aspecto, cuentan con uno de los paisajes más inhóspitos e interesantes de España.

El territorio semidesértico de las Bárdenas Reales fue declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO, y es que a pesar de su apariencia desnuda y sin vida, esconde grandes valores naturales. La acción de la erosión sobre sus suelos de arcillas, yesos y areniscas durante millones de años ha terminado por esculpir caprichosas formas creando un mundo de apariencia casi lunar, “habitado” por barrancos, mesetas y cerros solitarios llamados “cabezos”.

Flickr: jaume19

El Parque se encuentra separado en tres zonas, clasificadas de norte a sur en: El Plano, tierra de cultivo caracterizada por las elevaciones más suaves; la Bardena Blanca, la más fotografiada y visitada donde se encuentran las principales formaciones Castildetierra y Pisquerra. También en esta zona, definida por cabezos erosionados, barrancos secos y aspecto estepario, existe un Polígono de Tiro que explica el vuelo de aviones militares; y la Bardena Negra, donde el terreno se oscurece dando paso a los únicos bosques de pino carrasco de la zona acompañados de matorral.

En su interior se pueden visitar tres auténticas reservas naturales que suelen ser paradas obligatorias en la visita: El Vedado de Eguaras, un oasis al norte del territorio que conserva las ruinas del castillo de Peñaflor; el Rincón del Bu (Bardena Blanca), de 460 hectáreas, en cuyos cortados se cría el búho real; y las Caídas de la Negra (Bardena Negra), que ocupa 1.926 hectáreas y tiene desniveles de 270 metros.

Flickr: Nataven

Los principales accesos para vehículos motorizados son dos, por el norte y por el oeste. Sin embargo, el Parque puede presumir de contar con más de 700 km de caminos, pistas y cañadas preparados para los amantes del senderismo y el ciclismo, cuyas rutas se recomiendan hacer con guías especializados.

No obstante, en los últimos años se ha puesto de moda un tipo de visita guiada totalmente innovadora en este campo, excursiones en ‘segway‘, una especie de vehículo eléctrico que permite circular como si de un monociclo se tratara. Sólo son necesarios 10 minutos de práctica para recorrer parte de las Bárdenas Reales en ‘segway’.

Tagged: , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *