El Templo de Debod, la joya egipcia de Madrid

Nos preguntamos qué hace un templo egipcio en pleno centro de Madrid, un conjunto edílico construido hace ya más de 2.200 años en el Valle de Nubia que, trasladado piedra a piedra, se ha convertido en uno de los reclamos turísticos más curiosos de la capital.

Para responder a la cuestión, antes es necesario conocer su origen. El monumento se remonta al siglo I a.C, según afirma la Real Academia de la Historia, cuando el rey kushita Adijalamani de Meroe ordenó su fundación en la Baja Nubia, región atravesada por el río Nilo. Fue dedicado al dios Amón de Debod y a Isis de Filé.

Tras más de 20 siglos de historia viviendo diferentes ocupaciones, reformas e incluso abandonos, la existencia del Templo de Debod junto a otros monumentos nubios se vieron amenazados por la construcción de dos presas en Asuán. En primer lugar, entre 1898 y 1902 se levantó la presa baja de Asuán, que sumergía el templo en las aguas del río Nilo durante nueve meses al año, es decir, sólo se podía visitar en los meses de verano. En segundo lugar, 60 años después (entre 1960 y 1970) se iniciaron las obras de la presa alta de Asuán, lo que ponía en serio riesgo a un total de 22 monumentos nubios.

La Unesco salió en defensa de dichas joyas arquitectónicas llamando la atención de las naciones de todo el mundo. Unos 50 países acompañados de numerosos particulares consiguieron aportar más de 30 millones de dólares para la causa, entre ellos España, que se erigió como uno de los estados más generosos, por lo que posteriormente obtuvo recompensa.

Algunos de los santuarios fueron llevados a las orillas del lago Nasser, pero cuatro de ellos tuvieron que ser trasladados a otros países. El Templo de Debod fue el primero en ser rescatado, tras una década en la Isla de Elefantina, en 1970 cruzó el mar Mediterráneo hasta llegar a su nuevo lugar de residencia, España. Egipto quiso agradecer de esta forma todo el esfuerzo y apoyo desinteresado que había aportado el país del general Franco.

Los 1.356 bloques en los que se había dividido el monumento fueron trasladados en 90 camiones hasta la madrileña Montaña del Príncipe Pío. Una vez reconstruido, el monumento nubio fue inaugurado oficialmente dos años después, en 1972, por el alcalde de Madrid Carlos Arias Navarro. Hoy en día, el Templo de Debod, que corona el centro del Parque del Oeste, no para de recibir visitas por su encanto histórico.

Tagged: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *