La planta que tiñe de rojo el Parque Nacional del Teide

El color rojo invade el Parque Nacional del Teide cada dos años justo al final de la Primavera, gracias a la curiosa planta herbácea y bienal en forma de lanza llamada “tajinaste rojo“, que florece contrastando con los tonos oscuros de la grava y las rocas volcánicas naturales de la zona.

La “sangre del Teide“, como también se conoce a la planta, se trata del endemismo más emblemático de los 31 que componen la flora del Parque Nacional. La especie “Echium wildpretii” (su nombre científico en honor al horticultor suizo Hermann Wildpret) es única en el mundo, y sólo se encuentra en zonas como La Fortaleza o las laderas del valle de Ucanca, dentro de las Cañadas del Teide.

Su floración empieza siempre aproximadamente el día 10 de mayo y alcanza su máximo esplendor una semana después, prolongándose hasta principios de junio. Algunos años se adelanta o retrasa unos pocos días según haya hecho más o menos frío en invierno. Creciendo en las laderas del cráter del Teide a unos 2.000 metros de altitud, el tajinaste rojo está preparado para adaptarse al frío alpino, al tórrido calor y a la sequía. La planta acaba muriendo al madurar sus semillas.

Como curiosidad podemos decir que los tajinastes rojos estuvieron a punto de extinguirse por la intensa presión del ganado que pastaba por las Cañadas del Teide. El Gobierno Canario tuvo que prohibir el pastoreo a los ganaderos en todo el Parque Nacional y desde entonces la especie se ha recuperado hasta el punto de ser excluida en el catálogo de especies en peligro de extinción.

Tagged: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *