Ciurana de Tarragona, en lo alto del peñón

Considerada por muchos como la localidad más bella de toda Tarragona, la pintoresca y pequeña villa de Ciurana de Tarragona (Siurana o Siurana de Prades en catalán) se levanta sobre un enorme peñón de piedra caliza, a unos 737 msnm, presidiendo el valle del río homónimo y el torrente del Estopiñá, perteneciente al municipio de Cornudella.

De orígenes prehistóricos por el hallazgo de hachas de piedras de sílex y puntas de flecha, el territorio que en la actualidad ocupa Ciurana cobró verdadera importancia a partir del siglo XI, cuando se convirtió en una defensa inexpugnable del Islam frente a los embestidas cristianas con las que se pretendía conquistar Tarragona. Su estratégica posición retrasó muchos años el avance cristiano, tanto que llegó a convertirse en el último reducto de la dominación musulmana en Cataluña. Hasta que en el año 1146 Berenguer Arnau recibió el castillo y la villa de Ciurana.

Flickr: xavi__

Gracias a las obras que se llevaron a cabo a finales del siglo XX, hoy en día Ciurana no es un pueblo aislado y se puede acceder a él ascendiendo por una carretera llena de curvas pronunciadas. Aunque no sea un trayecto agradable, la meta vale la pena sin lugar a dudas. Todo viajero que se preste a conocer dicha villa no puede perderse su iglesia románica de Santa María (siglo XII), en cuyo portal lateral se conserva un valioso tímpano centrado por la figura de Cristo crucificado. No muy lejos se alza el monumento que conmemora el VIII Centenario de la Reconquista de Ciurana.

Por otro lado, el castillo árabe (siglo IX) se mantiene como un equilibrista sobre la cresta del dragón en la que se asienta, cansado pero no vencido después de haber visto pasar bajo sus muros a moros, cristianos y rebeldes de la Guerra dels Segadors. Los franceses llegados con Napoleón lo desmantelaron. Sus restos coronan el pueblo, que tiene a la plaza Vieja como centro neurálgico.

Por si no fuera poco, sus retorcidas y empedradas calles de origen medieval conducen al viajero por un recorrido único, especial y sobre todo sosegado, teniendo en cuenta la treintena de habitantes que viven en Ciurana.

Tagged: , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *