Los Jameos del Agua, en Lanzarote

Unos 5.000 años atrás aproximadamente, tuvo lugar la erupción del volcán del Monte Corona, en el norte de Lanzarote (municipio de Haría), formando un túnel subterráneo de casi 7 kilómetros que se cuela en el océano Atlántico en su tramo final. El acceso más reclamado para conocer el recorrido tiene que ver con los Jameos del Agua, un entorno natural potenciado por el arquitecto César Manrique.

Los Jameos son las aberturas que se han originado tras los desprendimientos parciales en el techo de túnel, aprovechando así la acción de la naturaleza para permitir el acceso a las distintas grutas. Éstas se dividen en tres zonas principales: El ‘Jameo Chico‘, por donde se realiza el acceso interior, el ‘Jameo Grande‘, al que se asciende para encontrarse con una exuberante zona de vegetación y toques artísticos, y por último, el Auditorio con capacidad de 600 personas inaugurado en 1977.

Descendiendo al interior del espacio subterráneo a través del ‘Jameo Chico’, nos encontramos con un lago interior de aguas cristalinas donde habita un singular tipo de cangrejo, que da lugar al símbolo turístico de los Jameos del Agua. Se trata de cangrejos ciegos, una especie endémica que carece de pigmentación debido a la falta de luz, lo que les hace destacar en el fondo del lago con su color blanco.

Aún en el ‘Jameo Chico’ podemos reponer fuerzas en el bar/restaurante habilitado justo bordeando el lago. El siguiente paso sería pasar al ‘Jameo Grande’, al que se accede recorriendo un pasadizo de unos 100m de longitud y subiendo por una pared ajardinada. Acabaríamos en una de las partes más fotografiadas del lugar, un entorno donde florece una vegetación de palmeras, cactus e higueras que rodean una piscina natural de agua cristalina.

Considerado como uno de los tramos subterráneos de origen volcánico más largos del mundo, este espacio es también el lugar natural de la Cueva de los Verdes, que a diferencia de los Jameos, la intervención del hombre ha sido mínima en su conservación.

Los Jameos del Agua conforman el primer Centro de Arte, Cultura y Turismo creado por César Manrique y constituye el reflejo de uno de sus pilares creativos: la armonía entre la naturaleza y la creación artística. Aunque las obras se dilataron en el tiempo, podemos señalar el año 1966 como fecha de la apertura de las primeras fases al público.

Tagged: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *