Setenil de las Bodegas, aprovechando al límite la naturaleza

El río Guadalporcún se encargó de formar el impresionante tajo que atraviesa el municipio de Setenil de las Bodegas, al nordeste de Cádiz, y sus habitantes terminaron por convertirlo en un pueblo único de España gracias a su singular entramado urbano, conviviendo con la naturaleza en todo momento.

El pueblo, de origen romano, aunque las primeras noticias que se tienen de un asentamiento estable de población son de la época árabe, se ubica en una pendiente que baja desde su fortaleza nazarí (originaria del siglo XIII) junto al curso del río. El Patrimonio del municipio se completa con la Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación, la antigua Casa Consistorial y las ermitas de Nuestra Señora del Carmen y San Sebastián.

Flickr: Maril

Por otro lado, la principal razón por la que viajar a Setenil de las Bodegas la constituye su bello y original entramado urbano. En especial destaca la parte baja del pueblo, donde se levantaron un tipo de viviendas llamadas “abrigo bajo rocas“, que a diferencia de otras construcciones semitroglodíticas desarrolladas en Andalucía, su construcción no implica excavar la roca, simplemente se limita a cerrar la pared rocosa y completar la vivienda de forma longitudinal.

Enclavado en plena sierra, Setenil de las Bodegas se ha erigido como uno de los principales destinos turísticos de la comarca gaditana, y es que pasear por sus calles contemplando la singular disposición de  sus casas, ya estén sobre o bajo las rocas, hace olvidar la rutina diaria a cualquiera.

Tagged: , , ,

1 comment

  1. Jesús M. 10 mayo, 2014 at 1:32 Reply

    Un pueblo maravilloso del que disfrutar en España, para mí es único!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *