La Calzada del Gigante, en Irlanda del Norte

En la costa nororiental de Irlanda del Norte se encuentra un lugar de belleza inigualable con 60 millones de años de historia a sus espaldas. Desde entonces, la denominada Calzada del Gigante (Giant’s Causeway) muestra la apariencia que tiene actualmente: 40.000 columnas de basalto creadas a raíz del enfriamiento rápido de la lava de un volcán.

Este fenómeno geológico ha convertido a dicho enclave en uno de los más famosos y turísticos de todo el país, siendo además reconocido como Patrimonio de la Humanidad en 1986, y Reserva Natural en 1987. El rápido proceso de enfriamiento, contracciones y cambios de presión sufridos por la lava volcánica explican su origen.

Flickr: Emily Miller

Por supuesto, a un lugar tan peculiar no le podía faltar su correspondiente leyenda. Existen varias teorías acerca del origen de la Calzada, y una de ellas es que a los gigantes no les gustaba mojarse los pies, por ello Finn mac Cumhaill, un guerrero mítico de la mitología celta, construyó tal camino.

Anécdotas aparte, lo cierto es que este raro fenómeno geológico ha convertido a este enclave en uno de los más famosos y turísticos de Irlanda del Norte. Debido a su trascendencia geológica fue declarado Patrimonio de la Humanidad en el año 1986, y Reserva Natural en 1987. El rápido proceso de enfriamiento, contracciones y cambios de presión sufridos por la lava volcánica estarían en el origen de este maravilloso lugar.

Además de lo sorprendente que puede resultar este emplazamiento por sí sólo, también destaca por las completas instalaciones que se han construido en su punto de acceso. Entre ellas se encuentra un Centro de visitantes y un Museo que se mimetizan perfectamente con el ambiente. Ambos fueron diseñados para ahorrar la máxima energía y cuidar el entono. También hay un aparcamiento de pago y varios hoteles.

Tagged: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *