El eucalipto arcoíris, el árbol más asombroso del planeta

Pasear por los bosques de eucalyptus de Nueva Guinea, Nueva Bretaña, Mindanao o Sulawesi puede convertirse en un paseo que nos deje con la boca abierta. Árboles con la corteza multicolor, sorprendentes, que crecen de forma natural. Árboles altos y elegantes conocidos como “kamarere” en Papua Nueva Guinea, “bagras” en las Filipinas y “leda” en Indonesia. La única especie de Eucalyptus que no es originaria de Australia.

El Eucalyptus deglupta, nombre técnico de estos asombrosos colosos, es la única especie del género de los eucalyptus original del hemisferio norte. Cuando cambia la corteza, una vez al año, el verde de su interior se va oscureciendo y aparece su característica más especial, y que le da el nombre de árbol Arco Iris, su corteza va variando de tonalidades desde el azul al púrpura, pasando por el granate, naranja, rosa, ocre y muchos otros tonos, tan fascinantes, que parecen árboles irreales, salidos de un cuadro más que de la vida real. Podríamos estar ante la paleta de un pintor.

Árboles de bellos colores que se empiezan a utilizar de manera ornamental en muchos lugares. Son de rápido crecimiento llegando a alcanzar fácilmente los 50 metros en tan solo 20 o 25 años, por ello son tan apreciados, aunque necesitan suelos húmedos y mucho sol, de hecho no soportan estar en zonas de sombra.

Flickr: Steve Nelson

Oriundo de las selvas tropicales de Mindanao, que es la isla más meridional y oriental de las islas de Filipinas, este árbol necesita un clima tropical húmedo y se puede cultivar al aire libre, pero solo en zonas que tengan estas características climatológicas. En un clima frío de invierno podrían resistir, incluso con algunas heladas ligeras pero no pueden sobrevivir a un frío intenso o a la nieve.

Estas obras de arte creadas por la naturaleza se han convertido en ejemplares muy codiciados de los jardines botánicos de todo el mundo, su belleza es tal que quedarás prendado. Bosques de eucalyptus de mil colores, con alturas que alcanzan los 70 metros son un espectáculo para disfrutar con calma. La combinación de colores que se produce de forma natural en su corteza lo convierten en uno de los árboles más asombrosos del planeta.

Tagged: , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *