Una laguna salada que se vuelve rosa en verano, en Alicante

Si viajamos a Torrevieja (Alicante) durante los meses de verano y sobrevivimos al tórrido sol, podemos sorprendernos con el espectáculo natural que se da cita en las salinas del Parque natural de las Lagunas de La Mata y Torrevieja, de 700 y 1.400 hectáreas de superficie, respectivamente.

Ambas lagunas saladas presentan durante la mayor parte del año un tono verdoso que en principio no llama demasiado la atención, sin embargo, durante el periodo estival, las algas y bacterias que habitan en su interior aumentan su ciclo de reproducción, tiñendo así todo el agua con un tono rosado, el color del pigmento de dichos organismos.

Flickr: tejeval

La vegetación en el interior de las salinas es casi inexistente debido a la gran salinidad de sus aguas. En cuanto a la fauna, destaca la presencia de un diminuto crustáceo (artemia salina), una especie poco común a causa del elevado nivel de salinidad que necesita para subsistir. El flamenco es uno los emblemas del parque, llegando a alcanzar los 2.000 ejemplares durante la época de cría.

Las lagunas de la Mata y de Torrevieja se encuentran separadas por una zona de monte conocida como “el Chaparral”, y además, se comunican artificialmente entre sí y con el mar a través de dos canales o “acequiones”. La laguna de la Mata actúa como depósito calentador mientras que la cosecha de sal se realiza en la de Torrevieja.

Tagged: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *